Compartir

Historia

Lenco fue fundada en 1946 en la localidad suiza de Burgdorf por la pareja Fritz y Marie Laeng. Fascinado por la tecnología de sonido, el suizo Fritz Laeng empezó con un negocio de electricidad en 1925, y su mujer, Marie, se convirtió en la fuerza impulsora. Cuando la pareja, basándose en la gran demanda de tocadiscos, montó una pequeña fábrica, fue Marie la que pensó en el nombre Lenco (derivado del apellido de la pareja). Así fue como empezó la historia de éxito de Lenco. Los conceptos clave fueron la fiabilidad de los giradiscos y el excelente servicio técnico. La reputación de la marca, siempre persiguiendo la perfección, nació entonces.

En 1960 Lenco entró en el mercado de la alta fidelidad con la introducción de un giradiscos con un brazo de lectura único, vendido por separado más tarde. El aparato fue, gracias a su calidad y precio razonable, la primera elección de los fabricantes de sistemas estéreo de alta calidad. El modelo de giradiscosde Lenco que cosechó el mayor éxito fue el L-75. Fue introducido en el mercado en 1967, y se distinguió de sus predecesores por ser un giradiscos único, de 4 kilos de peso y 312 milímetros con chasis de aluminio. Pero la mayor innovación fue en el brazo de lectura de nuevo diseño, que permitió al reproductor batir a sus competidores en muchas áreas. En los años que siguieron, el multipremiado brazo fue utilizado por otras muchas marcas en sus giradiscos.

Lenco fabriek in Oberburg

Lenco siguió creciendo hasta comienzos de la década de los setenta, gracias al creciente  interés en la alta fidelidad. Una empresa moderna bien gestionada, y que se caracterizaba por métodos de producción racionales. En aquella época, Lenco ya contaba con más de 1.300 empleados que fabricaban giradiscos en tres plantas de producción para su exportación a más de ochenta países en todo el mundo. En 1974, Lenco pasó por tiempos difíciles. Primero, el ‘corazón y el alma’ de la empresa, Marie Laeng, falleció. Pero la crisis del petróleo también tuvo un impacto económico negativo, que hizo disminuir la demanda de productos y obligó a la reducción de plantillas. Los años posteriores fueron también complicados, y en 1978, la empresa declaró la bancarrota. El servició fue garantizado hasta 1980 por Lenco Audio AG, que se fundó tras la bancarrota. Después, la marca pasó a manos de Horst Neugebauer KG en Lahr hasta mediados de los noventa, esta empresa presentó multitud de productos electrónicos en el mercado bajo el nombre Lenco. con diversos resultados.

En 1997 Lenco pasa a ser propiedad de STL Group BV en Venlo, Países Bajos (una empresa con más de treinta años de experiencia en el mercado de la electrónica de consumo).